Jun
05

Cuatro consecuencias del mal cepillado cuando tienes ortodoncia


by Admins
Comentarios desactivados en Cuatro consecuencias del mal cepillado cuando tienes ortodoncia


Cuando tenemos ortodoncia lo mejor es ser más exigente con nosotros mismos en el momento del cepillado. De no ser así, los problemas llegarían con rapidez: inflamación de las encías, hipertrofia de encías, problemas periodontales y mal aliento son las más comunes. Debemos estar más pendiente, te recomendamos visitar la Clínica Dental Ortosan  y su laboratorio virtual de ortodoncia, estamos seguros que tendrás la mejor atención para tu salud bucal.

Los beneficios coste salud son importantes

Lo más sano es siempre estar muy al corriente de nuestra salud bucal. Pues, con los presupuestos actuales no conviene estar de cabeza en un consultorio y más si es por negligencia propia. También puedes buscar ayuda en especialistas de ortodoncia que de seguro podrán ayudarte a resolver cualquier problema, incluso podrías hacerlo por internet hoy en día Ortosan ofrece servicios de laboratorio virtual online pero debes estar pendiente de la higiene de los aparatos y tu dentadura. 

1. Inflamación de Encías (Gingivitis

Esto sucede más a menudo de lo que se desea. Cuando tenemos brackets es sumamente importante tener cuidado al cepillarnos y hacerlo regularmente. De lo contrario la inflamación de las encías sería consecuencia rápida y directa que a su vez muestra los siguientes síntomas: sangrado, cambio de coloración, dolor, pérdida de fuerza para sostener los dientes, inflamación. 

2. Hipertrofia de encías 

Es una consecuencia posterior a la gingivitis. Una vez inflamadas, si no existe un correcto cepillado y control del tratamiento por parte del paciente, las encías podrían no volver a su tamaño natural. La inflamación quedaría permanente y los riesgos de pérdida dental aumentan con vértigo. 

3. Problemas perdiodontales 

Los problemas periodontales son de esa clase de situaciones que no deseamos que se salgan de control. La  posibilidad de un daño permanente es alta si consideramos que tenemos un aparato ajeno al cuerpo adherido a nuestros dientes. Esta situación afecta tanto a la encía como al hueso y al ligamento periodontal, que sostiene al diente en su sitio. 

4. Mal aliento 

Después de las consecuencias anteriores parece ser la más inofensiva, pero lo cierto es que es la que más afecta sobre todo en entornos sociales o laborales. Es una señal estridente que indica la necesidad de un especialista para ver qué sucede. 

Consulta tus dudas en CD Ortosan para informarte con rigor sobre los riesgos de no prestarle a tu salud bucal como el mal aliento. Generalmente es un síntoma que, de agravarse con el tiempo, perjudica la salud de nuestra boca y acusa la existencia de otras situaciones más fuertes aún, como es el caso de la gingivitis.

 



Comments are closed.